Un aliado para la salud: El teléfono celular, mi doctor de bolsillo, Apps para consultas médicas

0 stars
Registrarse to vote!
Published On febrero 18, 2016 » 323 Views» By segurosr » Tecnología

Si eres de la generación de los 80, lo más probable es que anteriormente no imaginaste lo que hoy puedes hacer con un simple dispositivo, pero, si eres de los 90, quizás esto llene las expectativas que tenías de que cuando crecieras, inventarían máquinas para realizar todos los oficios del hogar.

Sin duda alguna, la evolución constante de la tecnología ha diversificado en gran cantidad las funciones para la cual compramos un teléfono celular,  ya no sólo buscamos una buena cámara o memoria con una gran capacidad de almacenamiento, sino que buscamos dispositivos que nos faciliten la vida, con la finalidad de instalarles  las aplicaciones (apps) que necesitamos.

Anteriormente las aplicaciones más buscadas giraban en torno a obtener una buena foto o escuchar buena música, y posteriormente a utilizar las redes sociales,  pero, hoy en día, las aplicaciones han ido más allá de la multimedia, incursionando en campos no imaginados en la antigüedad, como lo es la medicina.

A esta mezcla de la tecnología móvil y las funciones propias que desempeñaría un personal del área de la medicina dentro de su consultorio, se le conoce como mHealth o ‘salud móvil’, a través de la cual los usuarios podrán tener desde sus celulares aplicaciones capaces de hacer diagnósticos médicos sin la necesidad de asistir a una consulta, ahorrando con esto, tiempo y dinero.

Según un estudio titulado Informe TAD 50 Mejores Aplicaciones de Salud, realizado por la plataforma The App Intelligence en 2014, que pretende hacer una llamada de atención sobre la situación de la salud móvil en el mercado hispanohablante, son muchas las apps en español que se destacan por su calidad, utilidad médica y contribución a la mejora de la salud.

Este informe explica que el éxito de estas aplicaciones, y que las hace diferentes al modelo del internet através del ordenador,  se debe a varias razones. Primero, estas convierten al paciente en un ente activo, empoderándolo del tratamiento y seguimiento  de su enfermedad; segundo, transforma los hábitos nocivos como fumar o no hacer ejercicios a través de técnicas asociadas al juego y, por último, el almacenamiento inteligente de datos, que permite estadísticas  y actitudes imprescindibles en el diseño de cualquier estrategia sanitaria a mediano y largo plazo.

Explica que el último estudio del Institute for Healthcare Informatics, señala que ya son 97.000 las aplicaciones  de salud y medicina que se pueden descargar desde todas las tiendas de herramientas móviles. De igual manera, destaca que estas constituyen la tercera categoría con mayor crecimiento, sólo después de juegos y utilidades.

Dentro de las cuales, el 70% de las apps se dirigen al público en general, a través de los segmentos de bienestar y ejercicio físico. El 30% restante, están ideadas para un sector más específico: el de los profesionales sanitarios y sus pacientes. La funcionalidad más común es la de aportar información (39,8%), seguida, en un porcentaje mucho menor, de proveer de instrucciones de uso (21,4%) y registrar o capturar datos del usuario (18,7%). El principal uso que se les da es el relacionado con la prevención o estilos de vida (alimentación, actividad física, sueño, relajación, control de adicciones, etc.)

 

Share this post

Tags

About The Author

Deja un comentario