Rapidez del cambio y educación

0 stars
Registrarse to vote!
Published On noviembre 11, 2014 » 434 Views» By segurosr » Negocios

Por Isaías Medina, Director ejecutivo de Coaching 360

 

“En la época de cambios drásticos, los que aprenden son los que heredan el futuro. Los que no aprenden por lo general se encuentran equipados para vivir en un mundo que ya no existe.

Eric Hoffer

Escritor y Filósofo Estadounidense

 

En 1965, Gordon Moore cofundador de Intel, hizo una predicción. Dijo que el número de transistores en un Chip se duplicaría cada dos años. Su predicción fue cierta y la llamaron la “Ley de Moore”. Con esta predicción se planteaba una situación totalmente nueva para la sociedad, el aumento inminente de la información y la velocidad a la que se generaría.

Hemos visto a lo largo del desarrollo de la tecnología en estos 49 años, que la creación de información nueva en todas las ramas de la ciencia moderna es astronómica. La proliferación de medios de comunicación y la llegada de la era de la Internet y las redes sociales, por así decirlo, nos han desbordado la psique. La forma en que compartimos información, la cantidad y velocidad es abrumadora, inmanejable para la mayoría.

La rapidez del cambio y la tasa de innovación siguen acelerándose. Los productos y métodos de las empresas a veces se vuelven obsoletos antes de que pasen todo el proceso de planificación. El aspecto más llamativo de la obsolescencia de hoy es su rapidez. Independientemente del tamaño, bienes o prestigio, una empresa puede prosperar un día y se enfrenta a la quiebra al siguiente. El único seguro que puede frenar esta realidad es la gente creativa.

Los líderes empresariales y consultores visionarios lo plantearon hace más de 20 años. El mensaje para las empresas es claro, sobreviven y prosperan las que aprendan más rápido a descubrir las personas creativas y fomentar su crecimiento. En particular, serán las empresas con directivos que adopten el esquema de las investigaciones y que demuestren la originalidad en su toma de decisiones, serán las empresas que hagan un lugar especial en su presupuesto anual para el desarrollo de sus activos más valiosos – sus recursos humanos.

Independientemente del paradigma colectivo de que en República Dominicana se necesita una “cuña” o ayuda “sustanciosa” para avanzar, crecer y sostenerse, el mensaje para cada persona que aspira al liderazgo es evidente, te podrás sostener si puedes  manejar los problemas complejos que se crean por la velocidad creciente de la innovación y el cambio externo. De ninguna manera será la persona más fuerte, hábil, astuta o con más contactos. Será la persona de excepcional originalidad. Ya no es suficiente con tener un título universitario, maestría o PhD, ser consciente en el trabajo o trabajar más horas. Para alcanzar y mantener una posición de liderazgo en esta era de la innovación, una persona debe pasar una buena parte de su día en el desarrollo personal.

A nivel corporativo y también individual, la respuesta es la misma – la educación-, la formación continua… pero un tipo diferente de educación a lo que estamos acostumbrados. En lugar de deificar y desarrollar más el intelecto, debemos entender y desarrollar el potencial sin explotar, que todos poseemos y sin embargo prácticamente ignoramos.

Ya es hora, AVANCEMOS!

 

Share this post

Tags

About The Author

Comments are closed.