Productividad y creatividad: ¿Realmente son enemigos?

0 stars
Registrarse to vote!
Published On julio 8, 2016 » 454 Views» By segurosr » Negocios

Siempre ha existido una especie de tensión entre productividad y creatividad. Para
poder comprender mejor el tema vamos a iniciar definiendo ambos términos.

La productividad tiene que ver con hacer un uso eficiente de los recursos para conseguir
los mejores resultados con el menor esfuerzo, mientras que la creatividad tiene que ver con quedarse estáticos hasta que llegue la inspiración para crear algo. El proceso creativo no se puede sistematizar ya que las grandes ideas pueden llegar en cualquier momento.

Se aprecian como dos conceptos contrarios. Tal es así que muchas personas creativas repudian la productividad y la organización personal porque piensan que, para poder ser creativos, no deben estar sujetos a ningún tipo de reglas o sistemas que puedan reprimir su libertad de pensamiento dando rienda suelta a la imaginación, la intuición y lacuriosidad intelectual.

Acerca de la productividad en el arte, Pablo Picasso aportó citas muy interesantes por ejemplo “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando” y el escritor de novelas de terror Stephen King
defiende que hay que trabajar duro para llegar a ser creativo.

Por consiguiente, la productividad y la creatividad deben ir de la mano. La creatividad en el trabajo consiste en aportar nuevas ideas o conceptos que generen valor, o nuevas asociaciones entre ideas
o conceptos ya existentes. La creatividad ya no está limitada a diseñadores, arquitectos, artistas o
científicos. Todos tenemos un trabajo en el que hemos de aporta una buena dosis de imaginación.

Los métodos de productividad pe r sona l d ebe n s e r una herramienta para enfocar nuestros esfuerzos hacia lo que realmente importa, y esto no supone ningún tipo de bloqueo a la creatividad. Al cont rar io, si sabes dónde debes poner tu atención en cada momento, será mucho más difícil que tu cerebro se distraiga cuando llegue el momento de ser creativo.

Boland Jones , e l fundador de PGIempresa proveedaora de servicios de telecomunicaciones con sede en Atlanta, que cotiza en la bolsa de valores, ofrece 5 tips para ser más creativos y más productivos en
su lugar de trabajo:

Motivar la creatividad promueve el trabajar sin límites: un ambiente donde los empleados se sientan en confianza de hacer preguntas y aportar siempre será productivo. Las ideas innovadoras (ya sea un nuevo producto o un proceso más eficiente) no surgen de la tierra, sino de quienes conocen el negocio, y de ahí ellas surgen las ventajascompetitivas de las empresas.

Atañe a otros problemas más grandes: Si motivas el pensamiento creativo, tu equipo podrá ver el gran panorama y dirigir su enfoque productivo en temas que tienen mayor impacto. Aunque el proceso creativo pudiera parecer menos productivo que simplemente hacer el trabajo, al final puede ayudar a resolver problemas más relevantes. Y es ahí donde la productividad aumenta su significado.

Adoptar la creatividad muestra a los empleados que pueden modificar su espacio de trabajo. Dejar que las personas sean más visibles y tengan un mayor impacto en su trabajo es un motivador muy poderoso. Nadie quiere sentirse como un dron, trabajando inconscientemente en una lista de pendientes que pareciera no tener impacto alguno.

Una de las claves para nutrir un espacio laboral creativo es darles a todos los trabajadores una forma de compartir sus ideas. Si lo logras, los harás sentir que su trabajo es valorado y que sus ideas permean la organización.

Hace que las personas se involucren emocionalmente. El trabajo sin pasión no es nada. Para muchas personas, en especial para los entrepreneurs e intrapreneurs, esa pasión llega fácilmente. Pero para otros encender esa pasión en el trabajo requiere de mayor motivación. Sin importar cuál sea su área o cargo, los empleados que participan en el proceso creativo pueden adueñarse de una idea y no de una lista de tareas.

Cuando tu equipo puede poseer y nutrir una idea desde el principio hasta su ejecución, se apasionan más y se sienten involucrados emocionalmente, por lo que trabajarán más arduamente para ver su idea convertirse en realidad.

Promover la creatividad elimina el miedo al fracaso. Un componente clave para adoptar un ambiente creativo es darle a la gente la libertad de fracasar. El miedo al fracaso es lo que inhibe la creatividad y, en última instancia, la productividad. El miedo nos evita dibujar entre líneas, eliminando toda posibilidad de mejorar o crear nuevas y mejores maneras de trabajar.

En definitiva, es necesario un equilibrio entre productividad y creatividad para lograr el éxito. Hay que saber moverse entre el pensamiento convergente y divergente, o dicho de otro modo, saber distinguir cuándo es el momento de tener grandes ideas y cuándo es el momento de hacer las cosas.

Share this post

Tags

About The Author

Deja un comentario