La tecnología también marca al sector seguros

0 stars
Registrarse to vote!
Published On febrero 22, 2016 » 341 Views» By segurosr » Tecnología

Cada vez es más importante la orientación al cliente y acceder a él mediante una buena gestión de la información. El customer centric y la personalización no esquiva este sector. El reto de las aseguradoras será realizar una importante inversión en desarrollo del Big Data con el objetivo de conocer el comportamiento del consumidor. Se crearán productos, promociones y soluciones cada vez más sencillas, personalizadas y orientadas al cliente, para que sean relevantes y útiles para sus necesidades reales, sus preferencias y sus comportamientos. Las redes sociales también ayudarán a conocer más de cerca al cliente y su comportamiento para detectar insights y así poderle ofrecerle soluciones más adecuadas a sus necesidades. El Big Data será fundamental para entender, ganar y retener a los clientes.

apps-bateriaAdemás, este año el sector continuará evolucionando gracias también al Internet de las Cosas. En 2014 ya se lanzaron, por ejemplo, productos concretos para buenos conductores a condición de que el usuario suministrase información a través de un GPS. Esta tendencia hacia una transmisión continua de datos redundará en un mayor conocimiento del cliente, de sus necesidades y derivará en una mejor gestión de las pólizas, las reclamaciones o el riesgo asumido y ayudará así en la reducción del fraude. La industria automovilística apostará cada vez más por el desarrollo de coches conectados, la legislación europea, por ejemplo, forzará a instalar en cada vehículo vendido a partir de 2018 el sistema de emergencia eCall, que realiza una marcación al número 112 sin la intervención del conductor cuando detecta que se ha producido un accidente grave.

Otra innovación que tomará fuerza será el de las aplicaciones móviles para gestionar accidentes. Más del 50% de los conductores se muestra interesado en utilizar, o ya está utilizando, servicios tecnológicos durante un siniestro y el 33% de los accidentados las han utilizado alguna vez durante el proceso. A través de aplicaciones móviles, el conductor podrá poner en contacto a todos los implicados en la gestión del siniestro (aseguradora, talleres, grúa, etc.), pudiendo autoevaluar así los daños digitalmente. Durante este año se tenderá al autoservicio en la declaración del siniestro, a conocer la disponibilidad del taller y la información del proceso de reparación en tiempo real o la valoración del perito, y se apostará por mejorar la satisfacción del cliente.

Por otro lado, la innovación tecnológica en los automóviles reducirá la siniestralidad. Los vehículos incorporan cada vez más desarrollos tecnológicos y esto tiene un impacto directo en el sector asegurador. Sistemas como el Frenado de Emergencia Autónomo, la Ayuda al Mantenimiento del Carril, la Detección de Fatiga, el Sistema de Aparcado Automático o la Monitorización de Ángulos Muertos son tecnologías que ayudarán a continuar reduciendo la siniestralidad este año y será un reto la creación de nuevas primas para vehículos que incorporen estas tecnologías. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), existen un total de 21 modelos de coche que cuentan ya con plataformas tecnológicas enfocadas a una verdadera estrategia de conectividad. En un futuro cercano comenzarán también a circular coches sin conductor, lo que hará que las aseguradoras contemplen el lanzamiento de nuevos productos para esta nueva modalidad de “conductor”.

Los avances tecnológicos, sociales y económicos afectan a nuestros hábitos de movilidad. El car sharing seguirá creciendo durante 2015, por lo que las compañías de seguros se enfrentarán al reto de identificar innovadoras opciones de contratación relacionadas con este nuevo modelo de consumo. Sistemas como el Pay-As-You-Drive en el cual el usuario paga en función al uso que le de a su vehículo o bien el Pay-How-You-Drive en el que el asegurado paga según conduce serán alternativas para adaptarse a este nuevo consumidor.

Además, el sector experimentará un leve crecimiento gracias a la recuperación de la economía. Para este año se espera una reducción del precio del petróleo y un crecimiento del 9% en volumen de ventas de automóviles, apoyado por la aprobación del nuevo Plan PIVE, lo que derivará
en un aumento del uso del coche y por tanto de la siniestralidad, provocando posibles incrementos en las primas.

Por otro lado, a finales de este año está prevista la revisión del Baremo de Indemnizaciones para Accidentes, lo que hará que las aseguradoras respondan con una mayor indemnización en el caso de los accidentes graves. Esto hará que de alguna manera los costes medios de las aseguradoras aumenten. Por ahora es pronto para saber el impacto que tendrá esta reforma, pero prevemos que durante el 2015 se vayan realizando pequeños ajustes al alza en las primas para asumir el impacto que supondrá en prima sobre todo de cara a 2016.

La tendencia para este año es que estos agregadores o comparadores aumenten su oferta con nuevos servicios orientados a cubrir las necesidades del cliente. Esto hará que además, tengan un mayor conocimiento del consumidor por lo que serán una referencia en el mercado. El desarrollo de nuevos canales de contacto para mejorar su experiencia también será fundamental.

 

“El reto de las aseguradoras será realizar una importante inversión en desarrollo del Big Data con el objetivo de conocer el comportamiento del consumidor”

Share this post

Tags

About The Author

Deja un comentario